lunes, 9 de marzo de 2009

La escafandra y la mariposa


LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA
Año:2007
País: Francia / Estados Unidos
Duración: 112 minutos
Título original: Le Scaphandre et le Papillon
Dirección: Julian Schnabel

 



Sinopsis:

Jean-Dominique Bauby, de 43 años, editor de la revista Elle en Francia, sufre un infarto cerebral que le provoca una parálisis en la práctica totalidad de su cuerpo a excepción de su ojo izquierdo, quedando así afectado por el "síndrome del cautivo", con el cual es plenamente consciente de lo que sucede a su alrededor pero su respuesta es muy limitada. Sirviéndose de ese ojo y de un complicado sistema para indicar cada letra basado en una tabla de abecedario, dictará un libro que evocará con gran elocuencia su mundo interior, sus tormentos, sus recuerdos, sus reflexiones y las historias que imagina.


Comentario:

Seguimos repasando un poco de cine francés. Y es que, como ya hemos comentado en algún que otro post, la capacidad de los galos para realizar películas de gran calidad es una virtud bastante admirable. En este caso, nos centramos en una película melodramático que ha arrasado en crítica y menciones: "La escafandra y la mariposa", que aunque no sea exclusivamente un producto francés, su reparto es íntegramente del país gabacho.

Este largometraje nos cuenta la historia de un afamado periodista que sufre un infarto cerebral, el cual le lleva a quedarse totalmente paralizado. Dado que también pierde la capacidad del habla, sólo podrá comunicarse con el mundo exterior a través de su ojo izquierdo, la única parte de su cuerpo que puede mover.

Con este planteamiento, podemos imaginar una típica película de superación personal y desenfreno emocional que tanto le gusta premiar a la academia norteamericana de cine. Pero el director de "La escafandra y la mariposa", Julian Schnabel, consigue contar esta historia de manera totalmente distinta: desde el punto de vista del protagonista, es decir, como si el espectador estuviera viviendo en sus carnes el drama personal del personaje principal. Para ello, Schnabel muestra la historia, literalmente, a través de los ojos del protagonista. De esta manera, consigue un efecto totalmente distinto al que una película de estas características podría conseguir a priori.

Además de la historia lineal de sufrimiento y superación, el film mezcla, de manera magistral, imágenes extraídas de la mente del protagonista y recuerdos de la vida del mismo. Creo que lo más destacable del largometraje es conseguir que esta fluctuación de secuencias converjan de una manera precisa y natural introduciendo al espectador en la película de una manera suave y original. Todo esto aderezado con una bella banda sonora de Paul Cantelon y una fotografía que podríamos definir como casi pictórica por parte de Janusz Kaminski. Esta sensación de plasticidad y arte escénico no nos debe de extrañar en absoluto, ya que el director de la cinta comparte sus tareas de dirección con su carrera de pintor (y no precisamente de brocha gorda, aunque contemplando alguna de sus pinturas podríamos opinar todo lo contrario).

Además, el esfuerzo de Schnabel para realizar la película va más allá del mero hecho de dirigirla, ya que optó por rodarla en el idioma original del protagonista, por lo que el mismo Schnabel tuvo que aprender francés. Un sacrificio loable por su parte y acertado tras visionar el resultado final del largometraje.

Toda la trama del film está basada en hechos verídicos extraídos del libro que Jean-Dominique Bauby escribió sobre sus sensaciones cuando estaba paralizado. Más bien podríamos decir que dictó, ya que Bauby se valió de su ojo izquierdo y de un método para indicar las letras del abecedario para que una pasante completará la obra. Por lo que, teniendo en cuenta este detalle, la película es más conmovedora si cabe.

Pero "La escafandra y la mariposa", si bien es un producto de gran calidad, no consigue cotas de perfección, debido principalmente a la lentitud de la historia. El guión es el que hay, no se puede cambiar. La adaptación es muy buena, pero la trama es sosegada, lo que le resta un poco de ritmo cinematográfico. Además, puede resultar un poco agobiante para el espectador comprobar la frustración que siente el protagonista ante su situación. Por todo esto, el film puede resultar anodino a cierto sector del público que espera otro tipo de historia conmovedora (más que otro tipo, el desarrollo melodramático de siempre).

En resumen, nos encontramos ante una película de bello resultado final con grandes dosis de originalidad en la forma de dirigirla. Una adaptación soberbia de una novela que, a priori, resulta casi imposible imaginar como "demonios" se puede adaptar. Más que una película, podemos catalogarla como una obra artística, es decir, su dimensión abarca muchos más terrenos que los de un simple largometraje. Muy recomendable para aquellos corazones sensibles que se dejan conmover gratamente por la pintura. Sino, probablemente te resulte tediosa y aburrida. Aunque quien sabe lo que "La escafandra y la mariposa" puede llegar a evocar. Lo mejor, como siempre digo, es comprobarlo con tus propios ojos.

Mi valoración: 8/10

Trailer:


1 comentario:

Breen dijo...

Muy ebuan película y creo que la naturaleza de los actos de este joven fueron tan primitivas y naturales que me hicieron llorar, definitivamente la sociedad y el stato quo nos tienen presos.