sábado, 13 de diciembre de 2008

Orgullo y prejuicio


ORGULLO Y PREJUICO
Año:2005
País: Reino Unido/Francia
Duración: 127 minutos
Título original: Pride and prejudice
Dirección: Joe Wright

 



Sinopsis:

Siglo XVIII. Los Bennet son una humilde familia con 5 hijas (la bella Jane, la inteligente Elizabeth, la introvertida Mary, la inmadura Kitty y la salvaje Lydia), cuyo padre es ya anciano. Al no tener más que hijas, su herencia en caso de que muera irá a parar a un familiar lejano al que no conocen. Por eso, la única ilusión de su madre es encontrar un marido acomodado para sus hijas. La oportunidad vendrá cuando llegue a la región un joven adinerado llamado Bingley, que inmediatamente se fijará en Jane. Bingley viene acompañado por su amigo Darcy, cuyo orgullo pronto chocará de frente con la acidez de Elizabeth.

Comentario:

En el último post de "El Blog sobre Cine" comentamos la película "Expiación". Me llamó la atención que tan buen material hubiera caído en las manos de un director tan novel como Joe Wright. Pensé que su anterior y primer trabajo debió ser muy bueno para que se pensara en él como director de "Expiación". Por este motivo, guiado por mi curiosidad, me he decidido a ver su ópera prima, "Orgullo y prejuicio". Y la verdad es que, al terminar la película, mi impresión final es mucho más positiva que la que obtuve con "Expiación".

El largometraje se enmarca, históricamente hablando, en el siglo XVIII. En plena Inglaterra los tiempos están cambiando, y se dejan atrás los malos hábitos de la Edad Media para pasar a una cortesía y protocolo exasperantes. Aunque algunas costumbres arcaicas siguen a la orden del día, como que una mujer no pueda heredar las posesiones de su padre. La única salida de un matrimonio con cinco hijas y ningún varón es conseguir que las mismas contraigan matrimonio con un buen partido. Este es el argumento que nos plantean de entrada en el film, aunque, al final, llegaremos a la conclusión de que dicho argumento es simplemente puro artificio del que se hace uso para enmascarar una historia de amor.

"Orgullo y prejuicio" es una película que nos permite disfrutarla desde dos vertientes. En primer lugar, nos muestra como se realizaban los cortejos en aquella época. Realmente, el ritual era igual que el que se produce hoy en día, es decir, baile, alcohol y coqueteo, pero con unos modales y un respeto muy alejados de los que puede uno encontrarse en cualquier discoteca en la actualidad. Esta vertiente histórica de la película se ve magníficamente apoyada en unos escenarios y paisajes impresionantes. La segunda vertiente, la romántica, nos cuenta las vicisitudes de una historia de amor, enseñándonos lo rebuscado que puede ser Cupido cuando quiere. La unión de ambas vertientes se entremezclan de manera casi perfecta, dotando al largometraje de una fuerza argumental envidiable.

Si bien, la trama del film se basa en una gran obra literaria del mismo nombre escrita por Jane Austen, Joe Wright ha conseguido plasmar su esencia en la película. No sólo ciñéndose a contar la historia, sino empleando diferentes perspectivas para hacerlo y, además, de manera bastante acertada. El resultado es un película bella en su conjunto, siendo cada parte de la misma partícipe de la belleza total. Desde la cuidada fotografía de Roman Osin hasta la notable (sin llegar a la excelencia como en "Expiación") banda sonora de Dario Marianelli, pasando por los ácidos diálogos y el fino sentido del humor inglés. Todo un lujo para los sentidos.

Probablemente, una de las cosas que más me ha llamado la atención es la actuación de Keira Knightley. La nominación a los Oscar que recibió por este papel es totalmente merecida, ya que la actriz inglesa se come la pantalla literalmente. Con esta interpretación, Keira nos muestra lo que puede llegar a ser capaz de hacer en el largo futuro que tiene por delante como actriz. La escena en la que mantiene una lucha dialéctica con Judi Dench nos demuestra la intensidad con la que Keira interpreta a su personaje. En el apartado de la interpretación también hay que destacar a Donald Sutherland y Brenda Blethyn en el papel de los padres de las cinco casaderas.

La buena impresión recibida tras visionar "Orgullo y prejuicio" ha sido muy gratificante para mí. Después de la decepción que me llevé con "Expiación", he podido comprobar que el trabajo de un director joven como Joe Wright debe ser tenido en cuenta para el futuro. Una buena película muy recomendable para aquellas personas que todavía crean que la magia del amor debe salir siempre victoriosa, por encima del orgullo y los prejuicios.

Mi valoración: 9/10

Trailer:


2 comentarios:

Daniel dijo...

buen blog,+5 puntos para ti para que te vean.cada vez que me pase te votaré.Animo.

El Cholo dijo...

Me alegro de que te guste Daniel. Intentaremos seguir al pié del cañón.